Hola mi nombre es Carolina y esta es parte de mi historia:

Un día me ofrecieron comprar una librería de libros, estaba en muy malas condiciones, muy dejada, había que ponerle dedicación, pasión amor. Me animé y me puse en marcha, me gustan los desafíos y los tomo como una gran aventura, como un surfer cuando llega la ola o las grandes historias de Robinson Crusoe, Sherlock Holmes, es un nacer para mi  cada proyecto.

Tenia experiencia en libros, siempre fui independiente y lo demás se va acomodando con la experiencia de cada día. Comencé poco a poco, granito por granito, siempre presente, busqué proveedores, buena mercadería, atendí las demandas de los clientes que llegaban, administre el gran espacio que tengo, todo fue quedando cubierto de exhibidores de libros, ya que el libro primero entra por los ojos, la tapa que te atrae y lo abres.En el transcurso de estos años pasaron pase por todas las crisis económicas en Argentina  fui adaptándose, agrande mi stock y los fui llevando artículos afines como Revistas, CDs,Vinilos,Autos de colección, productos que se llevan bien con el libro.Tengo así una Librería con una amplia variedad de títulos y secciones, libros infantiles, mesas de saldo, novedades, y disquetera. Mis días transcurren escuchando Música Argentina por la zona para hacer un modelo, y a los clientes les encanta el Tango, Folclore, rock Argentino y algún melódico como Sandro. El Tango seduce a todas las edades se ponen a bailar en la vereda desde niñitos hasta abuelos que recuerdan sus años mozos. Así entre libro e historias de cada día y de cada uno, el olor a libro y libertad que atrae a los lectores que son personas que cuentan con una gran imaginación son seres fascinantes. 

Librería Remate Total
Librería Remate Total

Pienso y estoy convencida que los productos que vendo aparte de que enseñan mucho, dan placer  alegría y mucha satisfacción a los compradores. El lector es alguien especial, que se alegra del olor a libro, a librería, cuando entran los libros te dan la bienvenida, siempre trabajo para eso, para que los ellos se sientan contenidos, felices de entrar a la librería. Voy sumando hace años la tecnología desde Google Maps hasta todas las redes sociales donde también se siente el cariño de mis seguidores, voy abriéndome para poder difundir mi obra, sí lo siento así y he aprendido cada tarea que hay que realizar en la librería para poder enseñar a mi equipo y así intercambiando ideas para ir mejorando la atención al cliente y saber cual es la demanda para poder ofertar.
Lo principal que he aprendido en estos 12 años es tratar bien al cliente, sin ellos no soy nada, me han dado muchas satisfacciones aunque simples que parezcan, a veces unas palabras, un comentario como que un niño que leyó los libros que llevaron de la tienda quiere más libros para seguir leyendo, otro niño que en un hospital se le leyó un cuento, otro que su papá compró por las redes revistas de fútbol que se las enviamos para regalo, salto de alegría cuando llego el correo y era un regalo ,nuestros abuelos que leen novelas para distraerse o completan revistas de pasatiempos, adolescentes que entran a debatir distintos libros, cómics es muy apasionante el mundo del lector, también padres que con la misma pasión que yo tengo por la lectura, buscan un libre para sus hijos para ellos y soy feliz por esas simples circunstancias.

Aunque yo esté en un lugar quizás privilegiado, mis clientes llegan por el buen trato porque cada uno es especial, la gran receta es hacer las cosas convencido, ser libre de poder elegir, y en este mundo tan volátil que nos trae sorpresas económicas, hoy día cambios muy de golpe donde no hay cura ni receta estar abierto a lo nuevo y adaptarse.

Esto es una síntesis de mis días,de mi, de lo que yo siempre pienso, de cuando estoy en mi negocio, se desvanecen las dificultades todo es mirar para adelante. Si vienes a Buenos Aires, te invito a visitar mi librería Remate Total, vas a conocer un mundo de muchas aventuras a través de textos literarios nacionales y de todos el mundo. ¡Te Espero!